04/10/2022

HOTEL XCARET ARTE ES UN HOMENAJE A LOS MEJORES ARTISTAS DE MÉXICO Y UNA AMALGAMA DE ARTE, NATURALEZA Y ENTRETENIMIENTO

default

Xcaret, Riviera Maya.- La humanidad-tecnología-naturaleza inmerso en el lenguaje plástico que el artista conceptual mexicano Rubén Carrasco desarrolla en los murales de Casa Diseño y Casa Pirámide de Hotel Xcaret Arte, será el discurso principal en la transformación de este espacio, en un concepto simbólico pleno de significados, donde los cuatro elementos de la naturaleza conectan edificios y amalgaman sensaciones.

Rubén Carrasco es un artista mexicano comprometido con el arte contemporáneo. Radicado en Canadá, Francia o México, su visión artística le mantiene con la maleta lista para realizar exposiciones, murales, conferencias o intervenciones artísticas, lo mismo en Sudáfrica, Estados Unidos, Alemania, China, Belice o Israel. Como parte de su Agenda 2022, desarrolla proyectos para Cádiz, París, Ciudad de México, Monterrey, Montreal y Riviera Maya, siendo este último donde acudió desde marzo por invitación del Arq. David Quintana, para analizar con profundidad el contexto espacial del Hotel Xcaret Arte y desarrollar así su segundo mural conceptual en este recinto.

Es así como el artista descubrió que el eje central de su discurso es un camino de agua reflejado en el plafón que une los edificios de dos de las seis casas de Hotel Xcaret Arte: Casa Diseño y Casa Pirámide. Es la presencia del Sol en el agua y, de ahí, su impronta en el cielo raso. El mural será realizado durante septiembre a través de un equipo multidisciplinario de artistas visuales internacionales, conformado por Mónica Torres Medina, americana; Margarita Nutfulina, danesa; y Aarón Vélez Cruz, mexicano; que serán liderados bajo la visión de Carrasco, y bajo la técnica de pincel seco, con la finalidad de optimizar la pintura utilizada para este tributo a la conexión del hombre con la naturaleza.

El mural se presentará el 1ro de octubre, pero será hasta marzo, durante el equinoccio de primavera, cuando el reflejo del agua se eleve en su esplendor por encima de los puentes que conectan las cuatro paredes y abra, en el plafón, un portal de luz, en cuyos alrededores simétricos se apreciarán deidades sin nombre y sin tiempo, acompañados de sus pares: balam, el jaguar y ts’unu’um, el colibrí; uno elemento de la tierra, otro, del aire.

El recinto o espacio cúbico donde Rubén Carrasco plasma su obra, comprende muros que rondan los trece metros de altura. A nivel de piso, gráciles esculturas de flamingos guían la mirada hacia el mar. La alargada pileta es un río simbólico que se extiende hacia el horizonte, y ayudará a que el reflejo de la luz juegue un papel importante en esta obra conceptual.

La obra artística de Rubén Carrasco complementa la plataforma multiplicadora de arte mexicano que el Hotel Xcaret Arte enarbola desde su concepción, transformando sus muros en un centro ceremonial, un espacio ritual para el encuentro de deidades tutelares, nahuales y animales de poder. Entidades que observan, desde sus muros de aire y tierra, el esperado prodigio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.