02/10/2022

SEIS ACTIVIDADES EN FAMILIA PARA PASAR UNAS VACACIONES DE MARAVILLA

Xel-Há, Quintana Roo.- La Riviera Maya se ha convertido en una zona turística en la costa del mar Caribe predilecta para visitar, gracias a una larga lista de actividades para toda clase de viajeros, pero que particularmente ha logrado construir los mejores recuerdos familiares.

Uno de los mejores secretos, cuidadosamente conservado y situado muy cerca de Tulúm, se llama Xel-Há, el parque que ha encantado a miles de visitantes porque dentro de la pureza que a simple vista lo caracteriza, se encuentran más de 20 singulares y no menos espectaculares atractivos dotados por la naturaleza; seis de ellos, pareciera que fueron diseñados exclusivamente para consentir a la familia en cualquier época del año. 

Faro Mirador. El mejor panorama 360°a 40 m de altura para conservar una bella postal de la selva maya y el mar Caribe en la memoria, y también en grandiosas fotografías gracias a los diversos enfoques de autofoto. El descenso a través de uno de los cuatro toboganes es una de las decisiones más emocionantes, después de disfrutar de una vista tan imponente.

La Trepachanga. Una divertida actividad que consiste en caminar sobre una cuerda, sujetándose de otra paralela. El objetivo es cruzar el camino sin caer al agua, pero el reto es lograrlo mientras el grupo que acompaña mueve las cuerdas para derribar a todo aquel que lo intente. 

El Río. Un recorrido de más de 1,300 metros que inicia en un fantástico manglar donde cada miembro de la familia decidirá si quiere recorrerlo en modo relajado a bordo de una llanta flotante, o bien, explorando la naturaleza a ritmo propio con aletas y esnórquel.

Esnórquel: Por supuesto que este es uno de los imperdibles a realizar en la caleta y consiste en una auténtica conexión con la flora y fauna marina que puede realizarse por tiempo ilimitado. Recientemente el parque revolucionó esta experiencia al incluir máscaras “full face” que mejoran la visibilidad, y simulan la respiración de manera natural al sumergirse, pues cuentan con una válvula que permea perfectamente para sentirse como pez en el agua.

Mundo de los niños. Los más pequeños de la familia merecen divertirse en un entorno hecho a su medida. Cuenta con un chapoteadero, espacio para juegos, una casa con puentes colgantes y un mini tobogán con un circuito de hojas flotando en el agua.

Gastronomía all inclusive. La entrada al parque incluye cuatro restaurantes que son diversos por las alternativas culinarias, pero coinciden en el magnifico sabor de sus alimentos que están incluidos al igual que las bebidas. Cuentan con certificaciones como el Distintivo H y Cristal International Standards. La mayoría de los insumos son comprados a comunidades locales para apoyar la economía de la zona.

Xel-Há (donde nace el agua), cuenta con la Certificación de Turismo Sostenible EarthCheck que avala el buen desempeño de los sistemas de gestión ambiental y la ejecución de buenas prácticas internacionales a favor de la sostenibilidad en el sector turístico a nivel mundial. Como ejemplo ha reintroducido más de 13 millones de tortugas marinas para conservar la especie y protege de la extinción al caracol rosado. Por esto y más es conocido como “maravilla natural” del destino, con una serie de atractivos todo incluido para destinar un día completo, sin sentir el pasar del tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.