02/10/2022

NI TAN CHICO, NI TAN LEJOS…, UNA OBRA QUE INVITA A JUGAR PARA CREAR LAZOS DE AMISTAD

Ciudad de México.- Ni tan chico, ni tan lejos es una pieza escénica que muestra el encuentro entre dos personajes que se reconocen y comparten a lo largo de un día, mientras transitan de diversas maneras por el espacio del juego guiados por la curiosidad, el asombro y la complicidad.

Este espectáculo de teatro-danza, de la autoría de Fernando Leija Flores y Alejandro Chávez Flores, quienes también dirigen y actúan, es una reflexión en torno a la importancia de jugar en compañía y juntos crear nuevos imaginarios.

La obra tendrá temporada del 10 al 25 de septiembre, en el Teatro El Granero Xavier Rojas del Centro Cultural del Bosque (CCB), sábados y domingos a las 12:30 horas, en el marco de la estrategia #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través del Programa de Teatro para niñas, niños y jóvenes de la Coordinación Nacional de Teatro y la compañía Flores TeatroDanza.

En este montaje convergen diversos lenguajes escénicos, como la danza contemporánea, el teatro físico y el clown, en su búsqueda por dialogar con las primeras infancias, con la intención de ofrecer una experiencia de calidad que nutra la creatividad y el imaginario, además de presentar una historia acerca de la búsqueda de la identidad y no tener miedo a lo desconocido.

Ni tan chico, ni tan lejos es resultado de la colaboración entre Alejandro Chávez Flores y Fernando Leija Flores, integrantes de la Red Latinoamericana para los Primeros Años Vincular. Los artistas y compañías que integran este colectivo comparten el interés de crear propuestas escénicas de calidad para niñas y niños, principalmente. Los proyectos se producen de manera responsable y comprometida, a partir del respeto y la sensibilidad para con el público.

Los integrantes de la compañía Flores TeatroDanza compartieron en entrevista cómo fue el proceso para la creación de esta obra: “La inspiración principal fue la necesidad misma de jugar en compañía. Después de estos años de confinamiento nos preguntamos: ¿qué perdemos al no podernos relacionar a través del juego con las demás personas? Otra inspiración fue la importancia de la contemplación y la relación que tuvimos con nuestro entorno y las posibilidades que ofrece”, compartió Alejandro Chávez.

Por su parte, Fernando Leija dijo que “al momento de crear Ni tan chico, ni tan lejos…, quisimos ofrecer a las y los espectadores diversas atmósferas, tal como sucede a lo largo de un día con el amanecer, el atardecer y la noche. Cada uno de estos momentos nos invitan a transitarlos de una cierta manera y, quizá, nos conecta con una emoción”.

Los diseños de vestuario e iluminación son de Mauricio Arizona y el diseño sonoro de Andrés I. González, con la fotografía de Miguel Ángel Camero, el video de Alfredo Eunibe y la asistencia técnica de Christian Rojas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.