01/12/2021

ÉXITO EN EL TRATAMIENTO DE CÁNCER DE MAMA CON METÁSTASIS CON LA TERAPIA DE REGENERACIÓN CELULAR A BASE DE INDUCTORES

Según datos oficiales cada año se producen 1.38 millones de nuevos casos y 458 mil muertes en el mundo por cáncer de mama, pero en México, esta enfermedad representa una de las principales causas de muerte en mujeres.

Hoy, gracias a la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores, estas estadísticas podrían cambiar, hoy la terapia a base de inductores está dando resultados asombrosos en el tratamiento de esta enfermedad.

El testimonio de una paciente que padece cáncer de mama con metástasis puede dar razón de ello pues su avance en la lucha contra el cáncer es inaudito. Hace ocho años le detectaron esta enfermedad que después le causó metástasis en casi todo su cuerpo, pero tras recibir la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores los cambios han sido significativos.

Al hacer el comparativo de los estudios realizados en la paciente, especialmente del PET (tomografía por emisión de positrones), el doctor Gerardo Martín Gonzalez López, descubridor de esta terapia, muestra como en las imágenes se puede apreciar el cambio tan importante que ha habido puesto que los marcadores muestran resultados positivos con respecto al inicio de la terapia.

Al ver estos resultados resulta conmovedor como la paciente se está recuperando de un cáncer que pronto podría acabar con su vida por eso el doctor Gonzalez López y la paciente decidieron dar a conocer este caso para que otras personas que sufren esta enfermedad sepan que hay una oportunidad de tener una mejor calidad de vida e incluso, si Dios lo permite, sanar.

“Ella llegó con una fe verdaderamente sorprendente, es una guerrera, cualquier persona hubiera considerado que ella se iba a rendir muy fácilmente, hasta la familia, pero no, ella ha estado con nosotros un tiempo, la revisamos sigue el tratamiento y aquí está el último PET”, señaló el médico.

Al hacer uso de la palabra la paciente señaló que al principio cometió el error de dejar la terapia, pero eso no lo volverá a hacer pues ella le ha traído vida y esperanza, “hoy estoy muy feliz, agradecida con Dios y con todos los que me han ayudado”.

“Fue hace 8 años que me detectaron esto, yo estuve viniendo con el doctor dos años, la verdad me fui, cometí ese gran error y fue cuando yo me vine para abajo, fue donde me agrave y baje hasta 41 kilos, hoy peso 47, estoy muy agradecida con Dios y con el doctor, ha sido muy duro fueron 25 radioterapias, 12 quimioterapias, pero siempre Dios no me ha dejado, es quien me ha ayudado y el que me da la fortaleza”, mencionó la paciente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.