EL MILAGRO DE LA TERAPIA CELULAR CON INDUCTORES EN LA MEDICINA REGENERATIVA

La medicina regenerativa es, desde hace ya varios años, un área multidisciplinaria que por medio de células madre busca la recuperación morfológica y funcional de tejidos y órganos del cuerpo humano dañados, ya sea por la edad o por enfermedad, ante las cuales actualmente los tratamientos conocidos no han dado buenos resultados.

Es importante saber que existen diferentes tipos de medicina regenerativa. La más conocida, pero no tan efectiva, es en la que se emplea el trasplante de células madre para intentar salvar a las células que están muriendo para tratar de atacar las enfermedades.

Esto lo explican en una investigación publicada en Medrigraphic (Estrategias para la regeneración de tejidos: células, inductores bioquímicos, bionanomateriales y bioconstrucciones. Alcances clínico quirúrgicos) en donde un grupo de científicos explican la utilización de las células madre por medio de trasplante para tratar enfermedades degenerativas, neurodegenerativas, lesiones cardiovasculares o lesiones en la córnea, piel, articulaciones y huesos, entre otras. Pero el trasplante de células madre, al igual que en el caso de trasplante de órganos, no garantiza que haya éxito.

Otro método es el proceso es el trasplante de órganos sólidos y de células de suspensión como se ha hecho desde 1954 con el trasplante renal y desde 1968 con el trasplante de medula ósea. O en caso de células madre de tejidos adultos se utiliza lo que se conoce como autoinjerto donde las células madre propias son extraídas para expandirse y diferenciarse in vitro para después regresarlas al órgano que necesita ser reparado.

La regeneración celular también ha utilizado las células madre pluripotenciales para la reparación tisular y la construcción ex vivo de órganos, pero es necesario una cantidad grande de células madre para lograr que se forme un órgano, además de ser un proceso largo y complejo tampoco ha dado los resultados esperados.

Finalmente, después de tantos años de búsqueda en el mundo médico y científico por fin se ha descubierto una forma efectiva de utilizar la regeneración celular para reparar y recuperar la función normal de las células, tejidos u órganos que han sido dañados por el paso de los años o enfermedad: la regeneración células por medio de moléculas inductoras.

Este método va de la mano con el descubrimiento de un nuevo sistema en el cuerpo humano: el sistema regenerativo; un sistema como el cardiovascular, óseo, nervioso etc. que cuenta, desde su origen en el periodo embrionario, con sus propios elementos como son el conjunto de células madre embrionarias, que inicialmente totipotentes (blastómeros) son capaces de generar un organismo humano completo.

Estas células de la masa celular interna en el blastocisto totalmente pluripotentes podrán generar las más de 252 estirpes de células diferenciadas (células de músculo, hueso, sistema nervioso), todo esto posterior a la formación de las 3 hojas embrionarias (ectodermo, mesodermo y endosarnos) de las cuales, cada hoja embrionaria dará origen específico de los tejidos que formarán órganos, aparatos y sistemas humanos, por ejemplo, el ectodermo a piel y sistema nervioso, el mesodermo a los músculos y huesos, el endodermo a glándulas, entre otras.

Los estudios realizados para este sistema regenerativo han demostrado que también cuenta con células madre unipotentes las cuales permanecen en el organismo después del nacimiento, ubicadas en distintos nichos celulares cumpliendo misiones regenerativas indispensables para la vida humana.

Otro de los elementos funcionales de este nuevo sistema es la migración celular regenerativa la cual se encarga del desplazamiento de las células madre de médula ósea a través del torrente sanguíneo como apoyo a los órganos que requieren de ellas por daño o enfermedad mediante moléculas que se han identificado también como el G-CSF, SDF-1 y CXCR4, con lo que se logra la estimulación de forma natural para la regeneración del cuerpo humano.

Y es en este punto donde la regeneración celular por medio de moléculas inductoras toma sentido puesto que la terapia de regeneración celular a base de inductores funciona con este método de regeneración natural sin necesidad de someterse a trasplantes o cirugías.

Ambas cosas, el sistema regenerativo y las moléculas inductoras con lo que se creó la terapia de regeneración celular a base de inductores descubiertos por el doctor y científico, coronel del ejercito Mexicano Gerardo Martin González López, constituyen un avance sin precedentes en la medicina regenerativa ya que con esto se ha logrado la regeneración de aparatos y sistemas que están dañados por enfermedad o simplemente por el paso de los años.

Enfermedades degenerativas, con disfunciones hormonales, como diabetes mellitus, o de hormona de crecimiento, enfermedades neurodegenerativas como Parkinson, Alzheimer y Huntington, lesiones cardiovasculares o lesiones en córnea, piel, articulaciones y huesos, cáncer, enfermedades autoinmunes entre otras muchas, son solo algunos ejemplos de afecciones que han sido tratados con éxito con la terapia de regeneración a base de inductores.

Para más información de la terapia de regeneración celular con inductores puedes acudir a Av. Cisnes #42, col. Lago de Guadalupe Cuautitlán Izcalli, Estado de México. Tel. 5551828353 / 5523793992

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.