04/10/2022

Adiós a popotes y bolsas de plástico en la CDMX a partir del 2020

El Poder Legislativo de la Ciudad de México reformó la Ley de Residuos Sólidos, por lo que –a partir de diciembre del año 2020- quedará prohibida la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico al consumidor, salvo que sean compostables. De esta medida quedan excluidas las bolsas que son necesarias por razones de higiene o que previenen el desperdicio de alimentos, siempre y cuando no existan alternativas.

Con las modificaciones aprobadas por el pleno, a partir del 1 de enero del año 2021 también estará prohibida la comercialización, distribución y entrega de tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos, popotes o pajitas, bastoncillos para hisopos de algodón, globos y varillas para globos, vasos y sus tapas, charolas para transportar alimentos, aplicadores de tampones que son fabricados total o parcialmente de plástico y se desechan después de un solo uso.

Las legisladoras y legisladores reconocieron que esta disposición trastoca intereses. Sin embargo, empresas que trabajan este tipo de materiales han tenido que someterse a la regulación en otros países, como Canadá, Argentina, España, y han reconvertido su industria utilizando materiales compostables, es decir, que pueden biodegradarse fácilmente.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Ruiz Suárez, calificó como “histórica” la aprobación del dictamen. “Es un primer paso que nos lleva a la regulación, una regulación que ya existe en otros países y que aquí hacía falta ante un problema ambiental grave”.

“Esta iniciativa, ahora en Decreto, es histórica. La aprobación fue prácticamente apoyada por todos los grupos parlamentarios y apoyada también por la Secretaría del Medio Ambiente, la cual participó con opiniones en las discusiones”, dijo.

“Con esta disposición no se trata de estar en controversia con las empresas, se trata de ir de la mano con ellas en un proceso de beneficio común, en donde ellos conocen los procesos de cambio que se pueden dar; y de la mano vamos a ir resolviendo el problema hasta llegar a otro tipo de materiales”, resaltó.

José Luis Rodríguez Díaz de León, diputado de MORENA, abundó al respecto: “es un proceso de conversión adecuado, es un proceso que les permitirá a las empresas modificar sus esquemas de producción, modificar los elementos que utilizan para cada uno de sus productos”.

Recordó que a partir de septiembre, el Congreso de la Ciudad iniciará con la discusión y análisis del paquete financiero y ahí los legisladores tendrán la posibilidad de hacer las consideraciones necesarias para generar un esquema de estímulos fiscales a las empresas que puedan migrar sus producciones de plásticos a materiales biodegradables.

“Es fundamental generar acciones de incentivos para que pueda avanzar en el esquema de migración de materiales de un solo uso a materiales amigables con el medio ambiente. Estamos conscientes de que esta medida debe ser adoptada en otras entidades. Por eso exhortamos a los congresos de los estados a que se sumen al esfuerzo en favor del medio ambiente”.

El coordinador del PAN, Mauricio Tabe Echartea, resaltó que con la reforma se pone fin a la distribución y comercialización de plásticos de un solo uso, “con esto se reducirá la producción de basura en la ciudad.

“Estos cambios son procesos graduales, ya que la conversión de las tecnologías considera un tiempo para que la industria, las empresas vayan haciendo esta conversión y minimizar el impacto económico”, señaló.

La presidenta de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Cambio Climático, Protección Ecológica y Animal, Alessandra Rojo de la Vega Píccolo, aseguró que con esta iniciativa, la capital de la República marca un parteaguas en el cuidado al medio ambiente, por lo que “será un ejemplo para las demás entidades”.

Con estas reformas, agregó la diputada del PVEM, se contribuye a garantizar el derecho humano al medio ambiente sano, pues en orden de magnitud, los plásticos de un solo uso provenientes de fuentes fósiles que se encuentran más comúnmente en las playas son: colillas de cigarrillos, botellas de plástico para bebidas, tapas de botellas de plástico, envoltorios de comida, bolsas de plástico de supermercados, tapas de plástico, pajillas y agitadores y empaques de espuma para llevar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.