Terapia de regeneración salva a niña de operación de corazón

Maribel es una niña que tenía atresia tricuspídea, una enfermedad del corazón que se presenta desde el nacimiento es mejor conocida como cardiopatía congénita. Este defecto causa que la válvula tricúspide del corazón se ausente o no se desarrolle con normalidad lo que provoca que se obstruya el flujo sanguíneo que va al corazón.

Esta enfermedad es poco común y su tratamiento solo se basa en algunos medicamentos que ayudan a que el conducto arterial se abra y pueda circular la sangre, pero siempre requiere cirugía de corazón para corregir la anomalía.

Para el caso de Maribel fue diferente pues su familia decidió acudir con el doctor Gerardo Martín González López e iniciar el tratamiento para la cardiopatía con la terapia de regeneración a base de inductores para regenerar las células madre, en el testimonio que da la mamá de Maribel explica que su hija ya no necesita la cirugía pues los estudios reflejaron el avance que se ha tenido a partir de la terapia.

“Venimos con el doctor González, nos dijo vamos a ver primeramente Dios todo sale bien, al traer ahorita los estudios comparativos, si libro Maribel la cirugía”.

Maribel por su parte se ve feliz y sana, doctor González, quien descubrió esta maravillosa terapia, menciona que una cirugía de corazón abierto representa un gran riesgo para quien se somete a ella por lo que le da la honra y gloria a Dios ya que esta pequeña no va a necesitar que la operen, pues las válvulas ya se repararon y podrá llevar una vida normal.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.