04/03/2024

INVESTIGACIONES REFUERZAN LO DICHO POR EL COR.M.C. GERARDO MARTÍN GONZÁLEZ LÓPEZ SOBRE CUAL ES LA FUNCIÓN DE LOS “GENES SALTARINES”

0

Estado de México.- Los “genes saltarines” o transposones son trozos del ADN que tienen la capacidad de extirparse de una zona del genoma e ir a una nueva ubicación dentro del genoma. Este fenómeno, conocido como transposición, puede tener un impacto significativo en la estructura y función genómica.

Recientemente investigadores de la Universidad Eötvös Loránd, en Hungría lograron establecer un vínculo entre esos transposones y el envejecimiento, identificado un proceso específico, llamado la vía Piwi-piARN, que ayuda a controlar o silenciar los transposones.

Este proceso, según explican los investigadores, funciona en cierto tipo de células que no envejecen, como las células madre cancerosas, así como en un animal tan enigmático es como la “medusa inmortal” (Turritopsis dohrnii).

Lo relevante de esta investigación es que anteriormente esta explicación y la vinculación de los “genes saltarines” con el envejecimiento ya habían sido explicados por el científico mexicano Cor.M.C.  Gerardo Martín González López quien en ​su camino a crear la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores descubrió como es que estos genes tienen que ver no solo con el envejecimiento si no con la alteración del genoma y la aparición de enfermedades.

“El genoma en su núcleo tiene genes saltarines, genes que se mueven, entre más viejos estamos estás células tienen más movimiento en el ADN. Antes se creía que el único material genético que se podía mover era el ARN, pero ahora se sabe que el ADN también se puede mover”, ha explicado el científico.

Durante sus conferencias sobre la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores y el Sistema Regenerativo del cuerpo humano, que él descubrió, el coronel del Ejército Mexicano ha explicado que entre más edad tenemos más se mueve el genoma “esto se debe a la inestabilidad y el caos que se ocasiona por el envejecimiento y la enfermedad”.

“Un genoma nuevo, con algunas excepciones, esta estable debido a las células inmortales (células madre) que contienen genes que se encargan de tener ese genoma firme, pero al pasar de los años estás células madre entran en periodo de diapausa y eso ocasiona que estos genes se puedan mover de lugar”.

Cabe recordar que una célula madre es una célula inmortal que tiene genes que mantienen el genoma estable y eso ayuda a que las células sigan dando funcionamiento durante mucho tiempo.

Entonces al tener un buen número de células madre el envejecimiento y la enfermedad disminuirán. Pero por el contrario al perder células madre por que entran en reposo viene la enfermedad y el envejecimiento y con ello el movimiento de los genes.

En este contexto hay que señalar que la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores logra despertar las células madre en diapausa y volver activar vías de genes como Piwi-piARN para que las células madre vuelvan a entrar en Diferenciación asimétrica y generen nuevas células madre y nuevas células difererenciadas funcionales logrando así la regeneración de tejidos, aparatos y sistemas del cuerpo humano brindando gracias a Dios una segunda oportunidad para muchas enfermedades y ralentizar el envejecimiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.