El milagro de regenerar el cuerpo humano

Con el paso del tiempo aparecen muchas y nuevas enfermedades que no son comprendidas, son mal diagnosticadas y tratadas. En muchos tratamientos experimentales de enfermedades “conocidas” también se confunden y en general los científicos contemporáneos se enfrentan a un monstruo de mil cabezas que no comprenden y por lo tanto no pueden controlar, lo cual lleva al incremento demencial de personas enfermas y muertes a causa de la enfermedad mal diagnosticada.

Y es que recién se dio a conocer que la enfermedad conocida como alzhéimer no siempre es alzhéimer si no un nuevo tipo de demencia bautizado como Late (acrónimo del difícil nombre científico “encelopatía TDP-43 límbico-predominante relacionada con la edad”) la cual había pasado desapercibida durante todo este tiempo.

Según el estudio realizado por científicos de Fundación Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas (CIEN) en Madrid, conforme avanza la edad (más aun después de los 80 años) van apareciendo nuevos tipos de demencia.

Ante este descubrimiento, el doctor Gerardo Martín González López, descubridor de la terapia de regeneración celular con inductores, considera que, aunque el nombre de las enfermedades cambie, el punto más importante y esencial es un evento de alta biología que sucede en todas las enfermedades: la disminución de células madre o troncales en los órganos, aparatos y sistemas implicados en cualquier enfermedad.

Esta disminución de células madre o troncales lleva irremediablemente a que el cuerpo humano pierda la capacidad de que estas milagrosas células puedan realizar sus principales funciones como parte del sistema regenerativo (también descubierto y publicado por el doctor González).

Las funciones de estas células madre son principalmente: generar nuevas células de los nichos celulares que las contienen (órganos, aparatos y sistemas) por medio de un proceso conocido como diferenciación asimétrica en donde se generan constantemente nuevas células diferenciadas (células hijas de corazón, hígado, cerebro, etc.), pero muy pocas células madre unipotentes, así que con el tiempo el número de células madre se va perdiendo y por eso enfermamos de todas estas enfermedades conocidas (párkinson, alzhéimer, diabetes hipertensión, depresión, ansiedad, cáncer y muchas más) y por conocer, e incluso se llega a la muerte.

Así que al utilizar moléculas inductoras de regeneración de células madre se multiplican verdaderamente estas células que abrían disminuido provocando enfermedades y envejecimiento por lo que este tratamiento descubierto por el doctor González López lleva al cuerpo humano al milagro de la regeneración, es decir, le da al cuerpo humano la capacidad de producir nuevas células madre que regeneren las células de los órganos, aparatos y sistemas mejorando la funcionalidad de los mismos lo que da una esperanza para combatir tantas enfermedades conocidas y no conocidas.

Para más información de la terapia de regeneración celular a base de inductores puedes acudir a la Clínica del Lago en Av. Cisnes #42, Col. Lago de Guadalupe, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, o llamar al 5551828353.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.