03/08/2021

EL DR. GERARDO MARTIN GONZÁLEZ LÓPEZ PARTICIPA EN EL VI CONGRESO INTERNACIONAL DE MEDICINA REGE NERATIVA Y CIENCIAS APLICADAS PRESENTANDO TERAPIA DE REGENERACIÓN CELULAR A BASE DE INDUCTORES

Desde Bogotá Colombia, en un evento live streaming interactivo, se está llevando a cabo el VI Congreso Internacional de Medicina Regenerativa y Ciencias Aplicadas donde el doctor y científico mexicano Gerardo Martin Gonzalez López participó dando a conocer la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores y sus beneficios en la salud de las personas que padecen alguna enfermedad.

En una entrevista dentro de este congreso, el doctor recordó cómo fue que tuvo la oportunidad de publicar el descubrimiento del Sistema Regenerativo y a su vez la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores logrando resultados asombrosos en personas que padecen alguna enfermedad y que no tuvieron éxito con algún otro tratamiento.

“Tuvimos la oportunidad de publicar que existía un sistema en el cuerpo humano el cual no conocía la humanidad, este es el Sistema Regenerativo. Las células madre que encontramos, que son tan maravillosas y que ustedes conocen todas sus bondades, todas sus bondades que Dios nos ha dado a través de ellas, que tienen la capacidad de ser inmortales biológicamente, vivir veinte millones de años, y diferenciarse, desde las unipotentes, las multipotentes, y las unipotentes con las que nacemos, llegamos a la conclusión de que si todas estas células pertenecen a un sistema nuevo del cuerpo humano, que no se había publicado, teníamos muchas razones para tratar de estimular este sistema sin la necesidad de realizar implantes como se hacía antes”.

En marco de este evento, el cual es transmitido en 52 países, el científico señaló que para poder estimular este sistema se necesitaban unas moléculas que se encuentran únicamente en el periodo embrionario y luego de años de estudio e investigación pudo encontrar las moléculas necesarias y se dio cuenta de que, así como el Sistema Inmunológico puede ser estimulado por medio de una vacuna, también el Sistema Regenerativo puede ser estimulado, pero se necesitaban las moléculas necesarias, una vez con ellas  el cuerpo sabe cómo trabajar para estimular sus líneas celulares y regenerar los sistemas dañados.

“Nosotros encontramos las moléculas adecuadas para estimular ese Sistema Regenerativo y todas las células madre que se encuentran en diapausa, que se encuentran en una situación de hibernación o que ya no tienen las capacidades para replicarse, porque también envejecen y también se va limitando su diferenciación asimétrica; encontramos que había unas moléculas que se encuentran solamente en el periodo embrionario que son las que multiplican las células madre por eso en el desarrollo embrionario primero somos células madre desde las primeras divisiones: los blastómeros, luego la masa celular interna, somos puras células madre, es decir en algún momento somos inmortales…”.

“…Esas moléculas sólo están presentes durante el desarrollo embriónico, entonces, Dios nos las enseñó, las encontramos y entonces ahora, calculando con un algoritmo matemático podemos calcular ahora con el tamaño de una persona de una edad adulta, adolescente o niño y mediante estos cálculos podemos utilizar las moléculas que se necesitan dependiendo también del daño que tiene, de la enfermedad y de los órganos que tienen que ver con las hojas embriónicas para estimular a las células madre en los propios nichos celulares y sin necesidad de implantarlas se vuelven a multiplicar, vuelven a entrar en diferenciación asimétrica y con eso llevan al cuerpo humano a una segunda oportunidad y a que todos los tejidos, aparatos, órganos o sistemas que están dañados vuelvan a tener una oportunidad de regeneración y renovación”.

Mencionó que enfermedades como la insuficiencia renal, por mencionar alguna, pueden ser tratadas con la terapia a base de inductores puesto que lo que sucede con el cuerpo es que las células madre que tenemos desde el nacimiento van disminuyendo con el paso de los años y cuando llega una enfermedad los órganos aparatos y sistemas pueden ser atacados más fácilmente y sin la suficiente cantidad de células madre el organismo no se puede defender como sucedería si se cuenta con la cantidad suficiente de estas células.

“Con las moléculas adecuadas en tres sustancias madre podemos estimular órganos como el riñón y las pocas células madre que queden con competencia, es decir que tengan la capacidad de responder a este tipo de moléculas, pueden multiplicarse y pueden generar por medio de diferenciación asimétrica nuevas células que podrían darle la oportunidad, y se la han dado, lo hemos visto y lo hemos publicado muchas veces, a muchas personas que ya están en insuficiencia renal”.

“No es el único órgano, gracias a Dios muchos órganos alcanzan a responder de una manera muy bonita ante la estimulación, multiplicación de células madre y luego las células madre únicamente hacen lo que saben hacer, entran en diferenciación asimétrica y vuelven a generarse células nuevas de ese tejido, de ese órgano, de ese aparato o sistema que ya tenía daño funcional o estructural”,

Gonzalez López refirió que los niños también son candidatos a esta terapia ya que son muchos los casos en los que en el desarrollo embrionico las moléculas no son suficientes para generar la cantidad necesaria de células madre lo que ocasiona que los niños nazcan con daño estructural o funcional, pero con la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores se puede lograr un cambio significativo.

“La mejor manera de multiplicar las células madre que ellos no lograron en la etapa embriónica es volviendo a utilizar estas moléculas inductoras para que de alguna manera vuelva a multiplicar esas células que no se multiplicaron durante el desarrollo embrionico y vuelvan a tener una oportunidad que Dios les va dar de volver a regenerar esos tejidos que no terminaron de desarrollarse bien en la etapa embriónica y fetal”.

Finalmente, el científico enfatizó que no importa el origen del daño, puede ser por enfermedad, envejecimiento o incluso un virus el que cause daño en los órganos, aparatos o sistemas pero, mientras quede tejido en ese aparato o sistema, “tendremos la oportunidad de que Dios nos permita con estas moléculas volver a despertar esas células madre que quedan, aunque sea en un número pequeño, que se multipliquen y después entren en diferenciación asimétrica, así que si quedaste con daño renal, con daño cardiaco o en cualquier sistema… mientras queden células madre que puedan y que tengan la capacidad de responder, que científicamente se llama competencia, tendríamos la posibilidad de estimularlas y al multiplicarse ellas harían lo que saben hacer”.

“Esto es una buena noticia porque mucha gente no se quedaría con una enfermedad permanente, eso es algo que Dios nos ha regalado y que comparto con mucho gusto y que no es mío, viene de Dios y que es de todos ustedes”, finalizó. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.