23/06/2021

UN TESTIMONIO DE VIDA DE LEUCEMIA MIELOIDE CRÓNICA TRATADA CON ÉXITO CON LA TERAPIA DE REGENERACIÓN CELULAR A BASE DE INDUCTORES

La leucemia mieloide crónica, también conocida como leucemia mielógena crónica, es un tipo de cáncer que se origina en determinadas células productoras de sangre de la médula ósea.

Estas células crecen, se dividen y se acumulan en la médula ósea y se extienden a la sangre. Durante este tiempo, las células también pueden invadir otras partes del cuerpo. La CML es una leucemia cuyo crecimiento es relativamente lento, pero puede transformarse en una leucemia aguda de crecimiento rápido que no es fácil tratar.

En el testimonio que dio Jonathan, después de recibir la terapia de regeneración celular a base de inductores para tratar este padecimiento, cuenta como su vida ha podido ser normal aun padeciendo este cáncer gracias a la terapia.

“Yo estaba estudiando una carrera y decía porque a mí, gracias a Dios ahorita estoy viviendo mi tranquila. No he pasado por ninguna quimioterapia, he estado bien sin ningún tratamiento oncológico, siempre he tenido esa fortuna desde que conocí al doctor por medio de Dios y él es quien nos está ayudando con estos resultados”, menciona el joven.

Luego de haber probado otros tratamientos, la mamá de Jonathan decidido llevarlo con el doctor Gerardo Martin González López para probar la terapia a base de inductores y jamás imaginaron lo que ahora platican.

“Le doy gracias a Dios porque veo a mi hijo fuerte y sano, porque gracias a Dios el esta bien y hace un año que llegamos aquí a la terapia veníamos desanimados, pero gracia a Dios nos presentó este lugar y yo veo muy bien a mi hijo”, menciona la madre del paciente.

Por su parte el doctor González López señala que con esta terapia no busca competir con nadie para curar las enfermedades, solo busca poder ayudar a quien lo necesita con una terapia limpia que por regalo de Dios descubrió.

“Este tipo de terapia es para cuando ya todo fallo afuera, cuando ya todo lo que hiciste fallo, no estamos compitiendo con nadie, pero cuando ya todo lo que hiciste fallo todavía Dios te da una oportunidad… ¿Se lo encuentran en la calle y dirían mira ahí va un enfermo de leucemia mielógena crónica?, no verdad, gracias a Dios, todavía falta trabajo y el trabajo lo hace nuestro Dios, nosotros somos unos instrumentos, pero esta terapia tiene esa virtud de que Dios les regala cosas como esta a las personas”, señaló el doctor.

Finalmente, el científico mexicano, mencionó que estos testimonios se dan a conocer para que otras personas que puedan padecer alguna enfermedad conozcan que hay una alternativa para las enfermedades que no pueden ser tratadas en otros lugares.

“No se puede decir que él ya está curado, pero todos los años que Dios nos lo deje así el vivirá una vida como la tiene que vivir un joven de su edad… Sería una injusticia que yo me quede con este testimonio en el escritorio, seria una injusticia porque cuantas personas, cuantos jóvenes como él lo van a ver y le darán la honra y la gloria a Dios”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.