Feria de las Calacas registra gran afluencia en su segundo día

En su segundo y último día de actividades, la Feria de las Calacas registra una gran afluencia de gente, entre niños, papás y familias enteras que, como cada año, acuden al Centro Nacional de las Artes (Cenart) a celebrar de manera lúdica, el Día de Muertos.

En su edición XVIII, este encuentro para chicos y grandes ofrece más de 130 actividades, como narraciones orales, talleres, conciertos y funciones de teatro, para que los niños conozcan leyendas de aquí y de allá, muevan el esqueleto, canten canciones de cuna y hagan calaquitas y ofrendas a los que ya no están.

Todos asisten con emoción para poder disfrutar de todas las actividades que ofrece la Feria de las Calacas, organizada por el programa Alas y Raíces de la Secretaría de Cultura federal, desde el año 2001.

La señora Iris, procedente de Coyoacán, decidió llegar temprano con sus dos pequeños de 3 y 6 años. “Ya de años atrás he sabido del evento, pero siempre que hemos venido encontramos mucha gente porque llegamos más tarde, entonces sí nos cuesta trabajo entrar a las actividades”.

Por ello, en esta ocasión, previamente checó el programa de actividades, llegó un poco más temprano e inscribió a sus niños a diversos talleres, como el de movimiento titulado Calaqueando ando.

“Todo está muy padre, a mí me gusta mucho, porque me gusta cómo fomentan la participación de los niños a la cultura mexicana, en sí conocer más sobre la tradición y que no se pierda, eso me gusta”.

Y es que, justamente, la Feria de las Calacas está llena de tradición, en una invitación al juego y al disfrute, a través de una de las celebraciones más importantes de nuestro país, el Día de Muertos.

En este festival infantil, brujitas, diablos, vampiros, princesas y súper héroes pueden convivir sanamente y deleitarse con narraciones orales con títulos tan sugerentes como El baile de los esqueletos, Cuentos para mis muertos y La muerte alrededor del mundo.

La programación de este domingo incluye los espectáculos Cosas perdidas a cargo de la compañía Teatro al Vacío y Los cuervos no se peinan con Córvido Teatro y Ópera en el más allá con la cantante Lilian.

Además se presenta la exposición 18 años de Calacas, que exhibe los carteles que cada año se han realizado para esta fiesta y el mural colectivo hecho por la Asociación Mexicana de Ilustradores titulado Tlalmanalli Ilustrado.

En materia musical, el público podrá disfrutar de música y danza tradicional colombiana con La Ceiba Negra, el programa Llueve sobre la milpa de música latinoamericana con Chalanes del Amor, el espectáculo de danza La muertecita de la compañía México en Movimiento y la obra de teatro circense Lila a cargo de Tránsito 5.

Como ya es tradición en la Feria de las Calacas, la comida y las artesanías alusivas a esta festividad están presentes y chicos y grandes pueden deleitar su paladar con una gran variedad de antojitos: tlayudas, tamales, cemitas poblanas, tacos de cochinita, así como pan de muerto de sabores como guayaba, nuez y nata.

En cuanto a artesanías, se pueden adquirir directamente de sus productores catrinas y calaveras en cartón, barro y madera, muñecas de trapo, papalotes, juegos tradicionales, sellos prehispánicos, pero también textiles, joyería, libretas, bolsas y playeras, con motivos alusivos al Día de Muertos.

La Feria de las Calacas, que este año llega a su mayoría de edad, se realiza hasta este sábado 3 de noviembre, con diversas actividades, todas de acceso gratuito, hasta las 18:00 horas en las instalaciones del Centro Nacional de las Artes.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.