10/12/2022

El control de la obesidad y sus complicaciones puede lograrse con la regeneración de células madre de tejido adiposo

Según datos de la secretaría de salud, México ocupa el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil y el segundo en adultos. La obesidad genera complicaciones en quienes la padecen como: hipertensión, dislipidemias y/o enfermedad renal crónica, la cual constituye la consecuencia final o desenlace de la diabetes.

Además de lo anterior la obesidad puede derivar en padecimientos en las arterias coronarias, presión arterial elevada, accidentes cerebro-vasculares, altos niveles de grasa en la sangre, un síndrome metabólico e incluso cáncer.

En este sentido, recientemente se publicó una investigación realizada por científicos estadounidenses en la que se señala que controlando una hormona denominada irisin, se puede incrementar el gasto energético total de una persona y así controlar el sobrepeso y la diabetes. También, “creen que irisin podría servir como tratamiento inyectable para enfermedades metabólicas en humanos y otros desórdenes en los que el ejercicio físico puede suponer una mejora de la enfermedad”.

Por otro lado, el doctor científico Gerardo Martín González López, descubridor de la terapia de regeneración a base de inductores, sostiene que este estudio es muy prometedor, sin embargo, el desequilibrio hormonal tiene también sus riesgos.

El doctor González considera que al disminuir las células madre del tejido adiposo (grasa corporal), las células de la grasa (adipocitos) se multiplican con más facilidad incrementando todos los riesgos que trae consigo la obesidad mórbida.

“La terapia con inductores de regeneración celular puede incrementar el número de células troncales o madre en este tejido graso, recuperando el equilibrio bioquímico y mejorando el metabolismo en general, así finalmente se obtienen mejores resultados y gracias a Dios se puede mantener un peso ideal y se pueden combatir todas las complicaciones que hoy se presentan con esta enfermedad llamada obesidad”, señala el científico.

Está demostrado que, entre más edad tenemos las células madre disminuyen y el metabolismo funciona de forma más lenta, es por eso por lo que la replicación de células madre es de vital importancia para el cuerpo humano puesto que con un buen metabolismo se puede combatir más fácilmente la obesidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.