CONFIRMAN LOS PRINCIPIOS DE LA TERAPIA DE REGENERACIÓN CELULAR A BASE DE INDUCTORES

¿Es posible que el organismo haga una reparación sin dejar secuelas? Es la pregunta que se hizo la doctora en Química de la Universidad Nacional de La Plata en Argentina y doctora en Bioquímica de la UNAM en Francia, Valeria Bosio. La respuesta a esta pregunta es que si, así lo ha manejado desde hace mas de 20 años el doctor y científico Gerardo Martín González López cuando descubrió los inductores de regeneración celular y creo la terapia de regeneración celular a base de inductores.

Valeria quien además es investigadora científica y docente, ha realizado trabajos y conferencias en las que menciona lo siguiente: “no hace mucho, se descubrió que en el organismo hay células que aun no son de ningún tipo de tejido. Potencialmente pueden transformarse en cualquier tipo de tejido: en hueso, en piel. Habrán oído hablar de las células madre”.

“El cuerpo se encarga de mandarles señales, con información espacial, señales químicas, para que las células entiendan en que tipo de tejido deben transformarse, esa información hace que las células puedan desarrollarse, diferenciarse y generar nuevos tejidos  

Pero si rompe la señal, por ejemplo, cuando una lesión es profunda, menciona Bosio, las células se desorientan y no saben que hacer, se rompe el “andamio” y se pierde la conexión por eso deja de haber regeneración. Pero ¿qué pasaría si se pudiera orientar a las células para que lleguen a donde esta el daño y puedan “regenerar el órgano correcto de la manera adecuada”?

Las palabras de la doctora Bosio confirma los principios que el doctor González ha manejado siempre, las células necesitan una señal que les indique a donde ir cuando hay un daño, pero también necesitan replicarse para poder cumplir la función puesto que si no son suficientes de nada sirve que lleguen a donde esta el problema pues no podrían hacer mucho.

Así pues, los inductores de regeneración celular o, mejor dicho, la terapia de regeneración celular a base de inductores del doctor González cumple esta función, sirve de “andamio” para que las células madre se multipliquen y no mueran, hagan su trabajo y se regenere el órgano dañado.

Cabe recordar, que el también coronel del ejército mexicano descubrió el sistema regenerativo el cual está integrado por células madre que se comunican entre sí y a través de moléculas se llevan a cabo las migraciones celulares en el cuerpo humano y se llevan a cabo los procesos de regeneración. Esto, en conjunto con la terapia de regeneración celular a base de inductores son una revolución en el mundo de la medicina.

Para más información de la terapia de regeneración celular a base de inductores puede acudir a Av. Cisnes #42, Col. Lago de Guadalupe, Cuautitlán Izcalli, Estado de México o llamar al 5551828353 o 5523793992.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.