04/10/2022

CLAUSURA PROCURADURÍA AMBIENTAL MEXIQUENSE TIRADERO DE BASURA EN TEPOTZOTLÁN

Tepotzotlán, Estado de México.- En atención y seguimiento a diversas denuncias ciudadanas sobre presunta contaminación ambiental, inspectores de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem), junto con la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), en coordinación con elementos de la Guardia Nacional (GN) y la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), clausuraron y aseguraron un tiradero a cielo abierto ubicado en la carretera “Las Lumbreras”, en el municipio de Tepotzotlán.

Pese a las medidas de seguridad impuestas con anterioridad, en esta diligencia inspectores de la Propaem se percataron que el tiradero continuaba recibiendo, de forma ilegal, más de 2 mil toneladas diarias de residuos de municipios como Atizapán de Zaragoza y Cuautitlán, así como residuos de manejo especial de diversas empresas; se calcula que en el sitio existen alrededor de 11.3 millones de toneladas de desechos acumulados.

En esta acción coordinada, la FGJEM ejecutó cateo otorgado, autorizado por el Juez en línea Especializado en Cateos y Órdenes de Aprehensión, por lo que el personal actuante se constituyó en el sitio al que arribaron 100 elementos de la Policía de Investigación, 700 elementos de SSEM, así como peritos en materia de Química, Agronomía, Topografía y Criminalística, los cuales ingresaron al sitio con la finalidad de realizar una inspección en dicho lugar, así como recabar indicios relativos a la investigación de un posible delito Contra el Ambiente.

Concluida la diligencia, se advirtió que el Área Natural Protegida de la Sierra de Tepotzotlán sigue afectándose con la apertura de camino para ampliar el tiradero clandestino, se recabaron las muestras necesarias y los indicios recabados refieren que dichas sustancias pueden ser altamente contaminantes por lo que se procedió a asegurar el inmueble.

La Propaem, en coordinación con la SSEM, ha realizado dos operativos en este sitio, el primero, el 14 de junio de 2019, donde por contravenir la normatividad en materia ambiental y carecer de documentación para llevar a cabo la disposición final de los residuos, se impuso una clausura total temporal de las actividades, sin embargo, la empresa quebrantó los sellos; el segundo el 27 de noviembre de 2019 donde se realizó la inspección ocular y reposición de sellos.

Derivado de estos operativos, se notificaron dos resoluciones administrativas con sanción, la primera por 3 millones 500 mil 18.36 pesos, y la segunda por 4 millones 179.05 pesos; además de imponer las medidas correctivas consistentes en acreditar fehacientemente la remediación del sitio, por lo que respecta al Área Natural Protegida (apertura de camino, corte de terreno, retiro de capa de suelo y vegetación natural y devolverlo al estado en el que se encontraba).

También acreditar el saneamiento del predio, en donde se disponen los residuos sólidos urbanos; presentar un programa de remediación ambiental, autorizado por la autoridad competente; y realizar las adecuaciones necesarias a efecto de que no se vuelva a utilizar dicho predio como tiradero de residuos sólidos urbanos.

Es importante señalar que en el año 2018, mediante resolución de un juicio de amparo, se ordenó a la Dirección General de Ordenamiento e Impacto Ambiental (DGOIA) de la Secretaría del Medio Ambiente (SMA) estatal, que revocara las autorizaciones otorgadas a la empresa en 2014, para el proyecto “Extracción de material pétreo y sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos”, por lo que esa Dirección revocó las autorizaciones, y ordenó el cierre y clausura del sitio, acción que fue impugnada por la empresa a través de un juicio administrativo.

Asimismo, desde el año 2017, la SMA ha presentado diversas denuncias penales contra la empresa responsable del sitio, ya que, derivado de la extracción de materiales pétreos, se ha ocasionado un daño ambiental en una superficie de 3.45 hectáreas dentro del Área Natural Protegida denominada “Parque Estatal Sierra de Tepotzotlán”.

Por lo que, con la finalidad de evitar el deterioro ambiental en la zona, la Propaem determinó ejecutar la clausura total definitiva de las actividades, en tanto la FGJEM realizó el aseguramiento del sitio por delito ambiental.

Al respecto, Luis Eduardo Gómez García, titular de la Propaem, afirmó que, con estas acciones, el Gobierno del Estado de México continúa trabajando para garantizar el derecho de todos los mexiquenses a vivir en un ambiente adecuado para su desarrollo, salud y bienestar, mediante la procuración, vigilancia y difusión del cumplimiento a la normatividad ambiental aplicable en la entidad.

La Propaem exhorta a las y los mexiquenses a denunciar delitos ambientales mediante el correo electrónico propaemquejas@edomex.gob.mx y los números telefónicos 55-5366-8253 y terminación 54.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.