Dicen que el tiempo cura todo y revela la verdad, señala Harriet Turner

Ahora que ganó el premio en Asia otorgado por Instituto Royal de Singapur y el Internacional Youth Commite, organismo reconocido y perteneciente a Naciones Unidas, la Dra. Harriet Turner dio una entrevista a medios de comunicación en la que habló, entre otras cosas, de lo agradecida que está con las personas que le ayudaron a ser merecedora de este galardón y de cómo ha sido su lucha para salir adelante, a pesar de las difamaciones y acoso por parte de un grupo de personas que buscan dañar su imagen.

“Me siento muy bendecida por Dios, quien me guío con personas buenas como el Dr. K. Singh, originario de la India y Pradeep Kaphle, de Unesco en Nepal, amigos como Raj Katel de Nepal y Vishal Puri en la India, quienes siempre me ayudaron a estar bien y quienes originaron este éxito”.

En esta conversación con los medios señaló que todos los reconocimientos recibidos a lo largo de su carrera son fruto de haberse rodeado de personas exitosas que la ayudaron todo el tiempo.

“Éste es uno más de toda la cadena de éxitos desde que llegué a Roma, Italia con Pina Catino (Guisepine Catino) de la Federación Italiana Unesco y del Club Bicelle, donde conocí al Prior Internacional Massimo Maria Civale, el coronel Mario Leache y el General Angelo Schiano. Haber conocido a mis amigos en Italia fue una bendición de Dios, sobre todo ser parte de la Hermandad Templaria “Jaques de Molay” … Además, recibir el premio Corazón de Oro es una acaricia a mi alma de parte de Dios”.

Mencionó que para ella “es una recompensa divina. Dicen que el tiempo cura todo y revela la verdad”.

También, la embajadora de la Unesco Wfuca, aclaró cual es el origen de las difamaciones en las que se vio envuelta y enfatizó lo siguiente “yo no tengo ningún problema con los demás socios de Televisa, ahora que muchos empresarios, artistas y trabajadores de esta empresa fueron despedidos se acercaron a mí, con videos, audios y mensajes como pruebas de que el origen de todo este calvario de difamaciones que sufrí fueron producto del odio irracional de la ex de mi esposo”.

“Quiero aclarar que yo conocí a mi esposo Ricardo Alfredo Bastón cuando ya tenía 20 años de haberse divorciado de Gloria Enriqueta Patiño, madre de José Antonio Bastón Patiño, quien, por su actitud, no estuvo en su agrado que me hubiera casado, francamente nunca tuve el gusto de convivir con la Sra. Gloria ni con sus hijos y me resulta increíble que alguien sea capaz de odiar tanto y fomentar el odio en su en su familia, cuando yo nunca le hice nada malo”.

La doctora Turner también mencionó que todas esas mentiras ya fueron aclaradas e investigadas, “innumerables personajes de buenos sentimientos me lo han confesado, a todos ellos les agradezco su confianza, todas esas pruebas fueron entregadas a los organismos que pertenezco, quienes decidieron investigar todo y estoy muy contenta pues se comprobó mi inocencia, dictaminaron y encontraron a las personas que me querían hacer daño”.

“Por algún tipo de envidia de la cual aun no comprendo, pagaron a una persona y a sus cómplices por difamarme en medios de comunicación, diciendo que yo no era embajadora honoraria de la Federación Mundial de Unesco de Clubs Centros y Asociaciones, esto es una mentira, estas son difamaciones de Maria Nuria Sanz Gallegos, Enrique Rentería Castro y Arturo Cruz Cabrera, este trío de estafadores y miembros de logias extrañas están llenos de denuncias y demandas por fraudes, que estoy seguro la gente conociera e investigara no les hiciera caso, no puedo creer la maldad de estas personas y la forma en que usan sus sitios web falsos y redes sociales para intentar hacerme daño y difamarme, esto perjudica más a las personas necesitadas, a las que dejan de recibir la ayuda que a mí, esto no puede seguir, pero el tiempo y Dios darán la razón y abrirá los ojos de las personas”.

Turner Rivas subrayó que “gracias a Dios, los fundadores de la Federación dijeron la verdad en muchos medios internacionales en Italia donde se fundó… La familia Bastón nunca fue aristócrata ni perteneciente a la monarquía, si mi esposo viviera se volvería a morir de la vergüenza de la maldad de sus hijos y el veneno de miembros de su familia, hay muchas cosas ilícitas respecto a la empresa, estos verdugos fueron descubiertos, por eso hoy está compañía tiene grandes problemas”.

“Lo increíble es que jamás les cause ningún daño, como para haberme difamado y haberme perjudicado en mi carrera altruista en imagen y sentimientos”, agregó la doctora.

“Tengo derecho a expresar mi desagrado y pedir a Dios que los castigue, que ejerza justicia divina. Dicen en el Vaticano que quien lastima a un templario lo alcanza la maldición que le sucedió a el Rey Felipe de Francia, un Rey en la ruina que intentó robar el tesoro de los Templarios con mentiras y difamaciones, además de quemar y torturar a Jaques de Molay”.

“Tengo fe en que las autoridades internacionales, sabrán qué hacer con ellos, francamente yo amé a mi esposo y teníamos una relación muy linda, cuando él falleció, víctima de cáncer, juró que nunca pensó amar tanto como me amo a mí y eso se lo agradezco”.

Recordó un poco de lo que vivió con su esposo, el señor Ricardo Bastón, y le agradeció por lo feliz que fueron en su matrimonio, “recuerdo que cuando me pidió casarnos, dijo que era para siempre hasta sus últimos días y así fue, murió en mis brazos diciendo que me amaba. Hoy en día le agradezco haber visto por mí como todo un esposo, fui muy feliz. Tuvimos dos gemelos que fallecieron en la incubadora después de nacer”.

“Cuando fallecieron un año antes mis hijos y después mi esposo me quede sola con mis madrinas Dora Osuna y Jeannette Átala, quien es libanesa, y desde entonces decidí ayudar a personas en el mundo para ganarme un pedacito de cielo, soy una Dama Templaría y estoy feliz de las cosas buenas que he logrado en mi vida”, enfatizó la embajadora de Paz.

Finalmente agradeció a quienes la ayudaron con pruebas para demostrar la verdad, “muchas gracias a todas las buenas personas que me protegieron y que entregaron pruebas a las organizaciones internacionales que pertenezco, mi agradecimiento especial para el doctor Gerardo Martín González López y el escultor Víctor Manuel Contreras, así como para María de Socorro Cortez Mayorca de la Academia de Letras Juan Rueda Ortiz de España, además por todo su cariño y ser un padre adoptivo, a el cardenal José Saralva Martinis del Vaticano y a Victor Conteras, heredero del príncipe Feñix Yousupoff y la princesa Irina Roumanov de Rusia por su protección paternal”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.